Recuperación Alimentaria

RECUPERACION ALIMENTARIA EN LO VALLEDOR: PROMETEDORA ESTRATEGIA EN GESTIÓN DE RESIDUOS

La cantidad de frutas y verduras que llegan día a día al Mercado Lo Valledor para ser comercializadas genera una gran cantidad de excedentes debido a ciertos estándares mínimos de comercialización que deben cumplir como -por ejemplo- su grado de madurez. Un plátano con manchas negras, a simple vista, parece ser poco atractivo para las grandes cadenas de distribución. Así, este tipo de producto termina descartado. Otro factor importante es la forma de su apariencia física, es decir, se evitan las deformaciones: es habitual que vegetales considerados feos, desproporcionados, sea por gigantismo o enanismo, sean rechazados para la venta y terminan en la basura. Este factor estético suma a la pérdida alimentaria, donde la fruta o verdura pierde sus atributos comestibles o su calidad de alimento. La pérdida de color de una fruta o verdura, ya sea por deshidratación por condiciones climáticas, disminuye considerablemente su valor comercial y alimenticio.

La mayoría de los mercados que comercializan al por mayor frutas y verduras cuenta con un Banco de Alimentos cuyo objetivo principal es la recogida, selección y distribución de los alimentos frescos excedentarios, para que sean donados a instituciones de beneficencia.

Proyecto recuperación alimentaria
Desde el año 2015 el Departamento de Medio Ambiente del Mercado Mayorista Lo Valledor viene trabajando el proyecto de recuperación alimentaria con el fin de mitigar la pérdida y desperdicio de alimentos y disminuir la cantidad de residuos a disposición final en relleno sanitario. La recuperación alimentaria trabaja en aprovechar productos que actualmente se desechan, ya sea por estándares de calidad o por mal manejo comercial. A través del Área de Recuperación Alimentaria, se busca desarrollar estrategias para que las frutas y verduras no comercializadas lleguen a quienes más la necesitan: es una propuesta en la que se han implementado diversas estrategias para evitar que grandes cantidades de alimentos sean desechados.

Para esto y mediante campañas de sensibilización y educación ambiental, se logra crear en los productores y comerciantes un cambio de actitud respecto al desperdicio de alimentos. Además hemos entregado información, identificando los beneficios al medio ambiente, el valor de los alimentos, el sentido social en la entrega a quienes más lo necesitan y el beneficio económico que esto implica. Así como también, se ha desarrollado una logística de recepción de alimentos entregados directamente por el comerciante, almacenando y realizando la distribución de los mismos para entregarlos directamente a entidades sin fines de lucro. Los locatarios y usuarios del mercado tienen la oportunidad y opción de destinar sus alimentos no comercializados a estas entidades que lo necesitan. Se contactan a través del personal de las operaciones del Mercado Lo Valledor (colaboradores, guardias, recaudadores, jefes y asistentes de patio, seguridad, etc), para coordinar el origen de la recuperación y el retiro de la mercadería.
Actualmente contamos con un Centro de Recuperación, donde son 26 las instituciones a quienes se les está entregando estos alimentos recuperados; Fundación Villa Padre Alberto Hurtado, Manos que Salvan, Hogar niño Jesús, Fundación Las Rosas, Comunidad Terapéutica Horizonte entre algunas. La cantidad de beneficiarios llega a las 6.000 personas. Este Centro cuenta con una cámara de frio para mantener las frutas y verduras recuperadas, un área donde se realiza la entrega directa, además de un stock de bines, cajas y pallets, para el intercambio con los comerciantes..
Las líneas de acción actual que el proyecto desarrolla son:

    • Reciclar – Recuperar
    • Responsabilidad Social Empresarial
    • Disminución de residuos a disposición final
    • Sensibilizar y Educar

Camino a un Banco de Alimentos de Frutas y Verduras
Un Banco de Alimento al interior del mercado es el segundo escalón para avanzar en potenciar la recuperación alimentaria, para favorecer y ampliar la red de instituciones beneficiadas acreditadas. También queremos impulsar la educación en el valor de los alimentos sanos y nutritivos, y establecer una red de donantes fijos para ampliar la canasta de productos en la distribución de alimentos recuperados.
La meta es diseñar y construir un espacio físico en el Mercado para fortalecer la clasificación, almacenamiento y distribución. Esta tarea será llevada a cabo por un grupo de voluntarios según parámetros de calidad y bajo buenas prácticas de manipulación de alimentos.
También buscamos promover el rescate de frutas y verduras en el campo bajo el nombre de “Cosecha Solidaria”.